DOMINGO DE RESURRECCIÓN

Puebla, Puebla, 16 de abril de 2017. , durante el partido correspondiente a la jornada 14 del Torneo Clausura 2017 de la Liga Bancomer MX, entre Club Puebla y La Máquina Celeste de Cruz Azul, celebrado en el estadio Cuauhtémoc. Foto: Imago7/Mireya Novo

Con gol de último minuto de Gabriel Esparza y ante un estadio Cuauhtémoc a reventar, el Club Puebla venció a Cruz Azul (2-1) y se encamina a obtener la permanencia en el máximo circuito.
EL PARTIDO
Fue el cuadro visitante el que se puso por delante del marcador a los 4 minutos, cuando Rafael Baca aprovechó una asistencia de Angel Mena, para decretar el 0-1.
El partido se apretó en el medio campo y la primera llegada de peligro para los poblanos llego a los 20, con un disparo de Federico González que llegó sin problemas a las manos de José de Jesús Corona.
A los 23, los Camoteros volvieron a insistir por conducto de Jerónimo Amione, quien tuvo una destacada actuación y fue un constante dolor de cabeza para la defensa cementera.
Cinco minutos después, Puebla se volvió a presentar con peligro dentro del área rival, cuando González tuvo la oportunidad de igualar el partido; sin embargo, su disparo pasó muy desviado del arco defendido por Corona.
A los 37, la Máquina volvió a presentarse con peligro por conducto de Mena, pero el disparo del jugador celeste fue contenido por el arquero camotero.
Para la segunda mitad, Puebla salió con la misión de cosechar lo generado de cara al marco rival y el premio llegó a los 56 minutos, cuando una gran individualidad de Amione por el costado izquierdo; el tiro-centro del ariete camotero encontró el desvío de Julio César Domínguez, para el 1-1 en el marcador.
A partir de ese momento, Puebla se hizo de la pelota y llevó el partido completamente al área rival con llegadas protagonizadas por Amione, Alexis Canelo y Carlos Orrantía, quienes buscaron generar ocasiones.
Canelo fue el que estuvo más cerca de convertir el segundo de los poblanos con un tiro de larga distancia, pero la pelota salió apenas por fuera del arco de la Máquina, cuando el juego se acercaba a los 66 minutos.
Cruz Azul estuvo cerca de marcar la anotación de la victoria en los minutos finales con un disparo de Christian “Chaco” Giménez, pero una gran intervención de Fabián Israel Villaseñor le dio el punto a los poblanos.
Cuando todo parecía que terminaría con una igualada, un robo en medio campo por parte de Amione terminó en los pies de Míguez, quien no dudó en servir a Esparza; el zurdazo del “Tucu” venció las manos de Corona y decretó el triunfo que encamina a la salvación de los Camoteros.
Los poblanos ahora deberán sumar dos puntos para asegurar la salvación, por lo que es fundamental el triunfo ante León del próximo sábado en la jornada 15 de la Liga Bancomer MX.